En detalle

Frases sacrificio

Frases sacrificio

Ya sea por un amigo, algún familiar, por nuestros propios hijos o en situaciones más cotidianas del día a día o del trabajo, seguro que en más de una ocasión todos nosotros nos habremos sacrificado, en mayor o menor medida.

Es posible que muchas veces podamos sentir que nos estamos sacrificando en vano o que el esfuerzo no merecerá la pena. Es en esos casos cuando no debemos perder de vista nuestro objetivo y pensar sobre todo en el resultado que lograremos al final.

Ya sea para mejorar algún aspecto de nuestra vida personal o de nuestro ámbito profesional, a lo largo de los años todos y cada uno de nosotros nos enfrentaremos a decisiones más o menos difíciles. Es por eso que buscar inspiración en frases sobre el sacrificio nos puede dar a veces el empujón necesario.

Las mejores frases sobre sacrificio

Sacrificarse es intentarlo mil veces sin saber si triunfarás.

Sacrificarse no es sinónimo de sufrir. Es sinónimo de que perseveramos y apostamos por lo que en verdad queremos.

No importa el número de veces que falles. Si perseveras y pones tu foco en la motivación para tu sacrificio, llegará el momento en el que lo lograrás.

Tener un propósito es el primer paso para aprender a sacrificarte, a innovar y a progresar.

Antes de decir que algo es imposible, reflexiona y piensa en primer lugar si realmente es así.

Aunque pierdas, persevera por lograrlo sea cuales sean tus circunstancias.

El sufrimiento debe ser utilizado como una oportunidad para levantarse y aprender.

Incluso de los fracasos siempre podrás crear nuevos logros.

Rendirse es un derecho, mas no es una opción.

Dejar de luchar es lo único que debe considerarse como un fracaso real.

El talento no servirá absolutamente de nada si no lo acompañamos de esfuerzo y constancia durante todo el camino.

La perseverancia será tu mejor compañero de viaje en la vida, aquel que te llevará más lejos.

Lo más valioso de sacrificarse es seguir adelante cuando menos fuerza tienes y todo parece derrumbarse a tu alrededor.

Si queremos sacar el máximo partido de nuestro potencial y de nuestro sacrificio, debemos hacer un esfuerzo continuo y constante.

No hace falta tener grandes logros, sino seguir hacia adelante y no retroceder.

El éxito solo lo obtienen quienes están dispuestos a perseverar y a sacrificarse por lo que más quieren.

Los problemas pueden hacerte crecer o pueden destruirte. La elección es tuya.

Hay que tener valentía y coraje para fracasar una y otra vez y seguir intentándolo. Ese es el verdadero éxito.

Con un poco más de persistencia y sacrificio, podrás transformar los fracasos en éxitos y alegrías.

No dejes de lado tus proyectos. Sigue caminando hacia él, aunque lo hagas despacio. Lento pero seguro, esa es la clave.

Cualquier paso, por pequeño que te parezca, te acerca un poco más a tus objetivos.

Puedes conseguir cualquier propósito, pero deberás ponerte en marcha, dejar atrás tus miedos, tomar decisiones y no dejar de perseverar.

Hay muchas personas que, de un previsible fracaso, han cosechado el mayor de los éxitos gracias a su sacrificio.

Solo con constancia y perseverancia podemos conseguir lo imposible.

Busca en tu interior y en tu alma cuando peor estés y encontrarás toda la fuerza que necesitas.

¿Imposible? Deshecha esta palabra de tu vocabulario y verás qué ocurre a los pocos días.

El éxito es la consecuencia directa de la perseverancia.

Cuando el sacrificio se convierte en algo excesivo y hasta peligroso

Sin embargo, aunque no siempre la vida va a ser un camino de rosas y tendremos que afrontar varios retos y sacrificios, también debemos poner un límite si no queremos que nuestra salud mental se vea alterada.

Cuando el sacrificio que estamos haciendo es excesivo, consume todas nuestras fuerzas y no logramos nuestros objetivos por mucho que lo intentemos, es hora de pararse a reflexionar. Para ello, esta recopilación de frases más específicas quizá te ayude a hacerlo.

  • Intenta una vez, dos veces, tres veces y todas las que sea necesario. Siempre que estés seguro de a dónde vas.
  • Si tus objetivos y tus acciones están debidamente alineados, no desistas. Tarde o temprano llegarás a la meta.
  • Antes de embarcarte en un viaje de lucha y extenuación, pregúntate a ti mismo: ¿esto te acerca a la persona que de verdad quieres ser?
  • Es de humanos querer esforzarse para más tarde rendirse y desistir. En esos momentos, piensa: ¿lo que has estado buscando era lo que en verdad te hacía feliz?

Sacrificarse por algo o por alguien en algún momento de nuestras vidas es algo totalmente natural y que muchas veces haremos sin pensar. Al fin y al cabo, forma parte de nuestra naturaleza humana el luchar por lo que queremos. Y tú, ¿cuándo fue la última vez que luchaste por algo con toda tu energía?

Video: 65 Bonitas Frases de Esfuerzo y Dedicación (Junio 2020).