Informacion

Frases célebres de Ramiro de Maeztu

Frases célebres de Ramiro de Maeztu

Ramiro de Maeztu fue un escritor y teórico político español. Vivió entre los años 1874 y 1936. Perteneció a la Generación del 98 y fue un impulsor del concepto de "hispanidad" y de todo aquello que representa. Además, fue miembro de la Academia Española.

Las obras de Ramiro de Maeztu son uno de los grandes legados con los que cuenta la Cultura Española. Tienen un gran trasfondo político, filosófico, histórico, cultural y patriótico.

Ramiro de Maeztu, un intelectual de derechas, conservador y próximo a posiciones liberales, despertó odios entre los republicanos más exaltados (socialistas, comunistas, anarquistas y separatistas). Al estallar la Guerra Civil, fue detenido junto a otras personas y ejecutado sin juicio previo en la localidad madrileña de Aravaca. Llegado el momento de su vil asesinato, exclamó ante el pelotón de fusilamiento:

Vosotros no sabéis por qué me matáis, pero yo sí sé por lo que muero: ¡para que vuestros hijos sean mejores que vosotros!

Frases célebres de Ramiro de Maeztu

“La vida se nos presenta en un dilema insoportable: lo que vale no dura; lo que no vale se eterniza.”

“No defendimos lo suficiente nuestro ser. Y ahora estamos a merced de los vientos.”

“La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen.”

“La desigualdad es esencial en la vida del hombre: no hay más rasero nivelador que el de la muerte.”

“Libertad es nuestra propia tiranía; tiranía es la libertad de los demás.”

“La ventaja de la democracia sobre las demás formas de gobierno es que no hay en la democracia una casta interesada en sofocar el pensamiento para que no se la discuta.”

“Vivir es asombrarse de estar en el mundo, sentirse extraño, llenarse de angustia ante la contingencia de dejar de ser, comprender la constante probabilidad de extraviarse, la necesidad de hacer amigos entre nuestros con seres, la contingencia de que sean enemigos, y estar alerta a lo genuino y a lo espurreo, a la verdad y al error.”

“Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles.”

“Lo característico de la conciencia es la inquietud, la vigilancia constante, la perenne disposición a la defensa. Ser es defenderse.”

“El sentido español del humanismo lo formuló Don Quijote, cuando dijo: Repara, hermano Sancho, que nadie es más que otro, si no hace más que otro

“No hay en la Historia universal obra comparable a la realizada por España, porque hemos incorporado a la civilización cristiana a todas las razas que estuvieron bajo nuestra influencia.”

“La patria es espíritu. Ello dice que el ser de la patria se funda en un valor o en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan.”

“Nuestro sentido hispánico nos dice que cualquier hombre, por caído que se encuentre, puede levantarse; pero también caer, por alto que parezca. En esta posibilidad de caer o levantarse todos los hombres son iguales.”

“Nadie es más que otro si no hace más que otro.”

“No tiene sentido decir que los hombres son iguales ante la ley, cuando es la ley mantenedora de su desigualdad.”

“Frente a los judíos, que son el pueblo más exclusivista de la tierra, se forjó nuestro sentimiento de catolicidad y de universalidad, que es el principal culmen de nuestra raza.”

“La fraternidad de los hombres no puede tener más fundamento que la conciencia de la común paternidad de Dios.”

Me ha ocurrido que cuando la alabanza inglesa absorbía mi personalidad, alejándome de los vínculos espirituales que me ligan a la patria, he abandonado Londres más que de prisa, para ir a España. ¡No, no!; antes que nada, ¡soy español!